Los Moscas: la taberna que alimentó mi pasión

HISTORIAS DETRÁS DE MIS CUADROS - Comentarios -

Imagina un rincón en el corazón de la ciudad, donde la vida cotidiana se despliega en un lienzo de historias, risas y encuentros. Ese lugar se llamaba "Los Moscas", una humilde taberna de barrio que no solo fue mi refugio financiero durante once años, sino también una fuente de inspiración para mis creaciones.

Mi nombre es Rodrigo Hurtado, y aunque hoy me identifico principalmente como pintor y profesor, uno de los primeros capítulos de mi historia comienza en un bar. En "Los Moscas", pasé casi una década sirviendo cerveza, conversando con los parroquianos y observando cómo la vida fluía en sus expresiones más auténticas.

Rodrigo Hurtado - tavern-tales-1-oleo-sobre-tabla-50-x-70-cm.jpg

Desde detrás de la barra, mis ojos se convirtieron en un lienzo que capturó a docenas de personas que cruzaron el umbral de "Los Moscas". Cada cliente, un personaje fascinante en su propia historia, se convertía en mi inspiración. Durante esos años, mis noches se convirtieron en sesiones de retrato improvisadas, donde la esencia de los individuos se manifestaba en cada pincelada.

El olor a cerveza, las risas y las historias compartidas se impregnaron en mi memoria, y en mi paleta de colores. Fue un período de crecimiento personal y artístico, donde los clientes de "Los Moscas" se convirtieron en una parte fundamental de mi evolución como artista.


Fue en "Los Moscas" donde aprendí a encontrar la belleza en las arrugas de la vida; cada una de ellas contaba su propia historia. La taberna no solo me dio la oportunidad de costear mis gastos en pintura, sino que también me regaló lecciones memorables sobre la naturaleza humana, la riqueza de la diversidad y la representación del costumbrismo español.

 Decidí contar la historia de esos individuos plasmándola en lienzos, que en su conjunto, representaban un arquetipo generacional español.

El retrato se convirtió en aquella época en el núcleo de mi trabajo, un vehículo maravilloso para la exploración de la psicología humana.

Rodrigo Hurtado - captura-de-pantalla-2023-12-01-a-las-22-00-28.png

A pesar de las innumerables tardes detrás de la barra, mi pasión por la pintura nunca menguó. Finalmente, llegó el momento de despedirme de aquel mágico lugar y dar el paso hacia una carrera artística más enfocada. Hoy, doy clases y pinto con una comprensión más profunda de la vida y el alma humana, gracias a los personajes inolvidables que conocí en "Los Moscas".

 Esta es la historia de cómo una modesta taberna de barrio se convirtió en el lienzo donde pinté no solo retratos, sino también mi camino como artista. Los recuerdos de aquellos años siguen enriqueciendo mi arte y mi aprecio por la diversidad de la experiencia humana.

 Gracias, "Los Moscas", por ser el capítulo inicial en mi viaje artístico. El lienzo sigue vivo y la historia continúa.

Rodrigo Hurtado - raul.jpg
Rodrigo Hurtado - captura-de-pantalla-2023-12-01-a-las-22-00-07.png
Rodrigo Hurtado - taxista-def.jpg
Compartir 

Deja tu comentario
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

1 + 7 =
Últimas entradas
Categorías
Ver anterior Ver siguiente